Son muchos los fieles que colaboran en la confección de la custodia porque desean lo mejor para Dios y por eso entregan lo que quieren con gusto y cariño para que esta custodia sea digna y hermosa. Una señora ha  regalado una esmeralda que se colocará en el centro de la cruz. Otra señora ha entregado una perla preciosa y una piedra semipreciosa.

Donativos: 20+20+10+10+10+20 = 90 €.
Tenemos: 3300 €.

Muchas gracias a cuantos colaboran con su aportación.