Hoja Parroquial Nº500 - ¡Salve, oh Cruz, esperanza única!. VI centenario de la erección de la Iglesia Colegial Basílica de Santa María de XàtivaHemos llegado al número 500
Me alegra escribir esta hoja parroquial, es el número 500, lo cual demuestra que hemos caminado muchas horas y semanas para llegar a este punto. Comenzaba a escribir la Hoja número cero para el domingo 7 de octubre de 2001 y constaba de cuatro páginas. Yo pensaba: “Si esto no tiene aceptación, aquí se acaba y no pasa nada”. Pero mira por dónde, tuvo muy buena acogida. Comencé a estudiar a fondo la línea editorial, temas, apartados concretos, fijos, ocasionales. Quería que la Hoja fuera atractiva y a la vez seria, formativa, evangelizadora. Al cabo de unas semanas añadí más páginas. Hoy contamos con 32.

Para ir a la versión electrónica de la hoja parroquial pulse en la imagen o AQUÍ

 

Son doce años de intenso trabajo. Cada Hoja de hoy necesita muchas horas de trabajo, estudio e investigación; luego las fotografías, los temas; hay que buscar mucho material. Pero estoy contento con el resultado. Desde hace años son muchas las personas que manifiestan su satisfacción y su gratitud por la Hoja Parroquial de cada domingo. La gente la busca y creo que la lee con interés.

Hemos llegado al número 500 que es un buen número, muy redondo. Hay que señalar que algunas Hojas las hemos pasado a color, ya son varias. También las tres Cartas de preparación al Año Santo Jubilar y su programación. Y continuaremos trabajando y publicando la Hoja Parroquial La Seu, hasta que Dios quiera. Es “mi apostolado del papel”, como tantas veces digo en mis libros. Creo mucho en el papel escrito, llega a muchas casas y llega lejos. Y eso en el campo de la nueva evangelización es muy importante.

Agradezco a Matéu Impresores su colaboración en la edición de este magnífico material; y también, a todo su equipo humano, que con gran interés cada semana lleva a cabo la elaboración del mismo.

Gracias a todos ustedes por la acogida que muestran cada semana a la Hoja parroquial. Repito, para mí es motivo de inmensa alegría y felicidad.