Historia SagradaTengo una enorme preocupación que cada día me hace sufrir más: el desconocimiento de nuestros niños y jóvenes de la Historia Sagrada. Con lo bien que la conocíamos nosotros a su edad. “Hoy no se enseña”, dicen algunos, y en cierto modo es verdad. Pero tampoco se preocupan de recurrir a otros medios para aprenderla.

Considero muy necesario en la formación cristiana conocer la Historia Sagrada. Es la Historia de la Salvación realizada por Dios en medio del mundo. Es la Historia del Pueblo de Dios, de nuestros antepasados en la fe. Es la Historia que da sentido a la historia actual.

Por eso considero imprescindible conocerla.