El sacerdote

Con motivo  del año sacerdotal, hemos realizado en la Seu diversos actos y algunas catequesis, oraciones y publicaciones. El año sacerdotal se ha tenido en cuenta en la Colegiata y ha hecho un gran bien. La Seu de Xàtiva

 

El sacerdote es un hombre de Dios para los hombres, es decir, para los fieles, hombres y mujeres, niños y ancianos, jóvenes y enfermos: para todos. El sacerdote

 

El sacerdote no solo predica la Palabra de Dios y administra los sacramentos y celebra la Eucaristía, sino también se compromete con el bien. Esto quiere decir que por medio de su ministerio trabaja por un mundo mejor. el buen pastor

 

El sacerdote está puesto en el mundo para ser puente entre Dios y los hombres. Su ministerio abre las puertas del cielo. Cuando reza, lo hace por todos e intercede por todos ante Jesucristo, único Salvador ayer, hoy y siempre. En las esperanzas y en los gozos de las personas, en las tristezas y en las alegrías, aporta sabor a Dios. Su palabra junto con su testimonio abre a la luz cuando el ser humano se encierra en la oscuridad del pecado, del hundimiento, desesperación y amargura. La palabra del sacerdote siempre es de esperanza, de ánimo, de ilusión, de gracia y sobre todo de fe. puente hacia Dios

 

Cuando yo era niñó, sin tener conciencia ni razón, sin libertad, sin poderme defender, un cura abusó de mi, me hizo hijo de Dios por el Bautismo, heredero de la vidaeterna y miembro de la Iglesia; nunca le podré perdonar haberme hecho tanto bien. bautismo