orandoComenzamos el martes con la oración de la mañana y el ofrecimiento de obras pensando que estamos en la Semana Santa de la Pasión del Señor. Que las preocupaciones y el trabajo de todo el día nos ayuden a vivir estos misterios. Pasemos ahora y contemplemos aquella comunidad cristiana del siglo iv.

1. «Item, en la feria tercera todo se hace como en la feria segunda. Sólo se añade en la feria tercera que en la noche, tarde, después de hecha la despedida en el Martirio y de haber ido a la Anástasis, y hecha de nuevo la despedida en la Anástasis, todos van en aquella hora de la noche a la iglesia que se halla en el monte Eleona.

2. Habiendo llegado a esta iglesia, entra el obispo en la gruta, en la que solía el Señor enseñar a los discípulos; recibe el códice del evangelio, y de pie lee el mismo obispo las palabras del Señor escritas en el evangelio según Mateo, donde dice: «Mirad, que no os engañe nadie», y sigue leyendo el obispo todo ese discurso. Acabado de leerlo, se hace oración, son bendecidos los catecúmenos y los fieles, se da la despedida, y cada cual vuelve del monte a su casa bastante tarde, ya de noche».

Oración del Martes Santo

Dios todopoderoso y eterno, concédenos participar tan vivamente en las celebraciones de la pasión del Señor, que alcancemos tu perdón.