Imagen procesional de la Virgen de la Seo

 

S.XX • Royo

Esta imagen procesional de la Virgen de la Seo que vemos ahora es original del escultor Royo de 1940, quiere ser copia de la primitiva procesional esculpida por José Esteve Bonet y regalada por el cardenal Cebrián, natural de Xàtiva. Esta es sacada en procesión cada 5 de agosto.

En 1600 la peste o cólera había hecho verdaderos estragos en la zona; los fieles se aclamaban a la Virgen de la Seo, de tal manera que deciden sacar su imagen en procesión el 5 de agosto y hacer estación en la iglesia del convento de Santa Clara. En el interior del templo las monjas insistieron en la plegaria a la Virgen y ante el asombro de todos la Virgen movió el lirio que sostenía en su mano derecha, inclinándolo. La peste cesó. A partir de entonces se decide celebrar fiesta con procesión, primero por el interior de la Seu y luego por las calles de la ciudad, haciendo estación en la iglesia del monasterio de Santa Clara, lugar del milagro. Esta fiesta es un voto de acción de gracias de toda la ciudad a la Virgen María.

En el año 1665 se restaura la imagen de la Virgen; se le corta la mano derecha del milagro, es colocada en un relicario y recubierta de plata. Más tarde el cardenal Cebrián encargó a don José Esteve Bonet una imagen de la Virgen para sacarla en procesión y resguardar la gótica.

El Papa Pio XI el 11 de abril de 1923 declaró patrona canónica de Xàtiva a la Mare de Déu de la Seu; en esta fecha se interpretó por primera vez el himno a la Mare de Déu, letra de don José Hinojosa y música de don José Ramírez.

En la quema de 1936 desaparecieron las imágenes de la Virgen. La imagen procesional que podemos ver ahora fue bendecida por el Abad don Juan Vayá el 4 de agosto de 1940. La imagen del altar mayor, como ya se ha dicho, la esculpió Mariano Benlliure y fue bendecida en 1943 por el mismo abad.

 

 

 

 

Frontal de la Asunta. S.XVI

 

Enmarcado podemos ver restos de un posible frontal de seda azul, con bordados de plata, de mitad del siglo XVI; representa la Coronación de la Virgen María por Jesucristo y el Padre Eterno, dos ángeles a cada lado, suben a la Virgen. El bordado es muy hermoso y conserva el encanto y la nitidez original.

También hay quién cree que fue bordado para un guión o para una capa pluvial. El tema que presenta hace referencia al quinto misterio glorioso del rosario y a la verdad de fe de la Asunción de María en cuerpo y alma a los cielos que en 1950 el papa Pio XII la proclamó como dogma de fe.

El pueblo cristiano desde siempre ha profesado un cariño extraordinario al misterio de la Asunta y lo ha reflejado en el arte cristiano, en la literatura y en el teatro.

 

 

 

 

Virgen del Pópulo. S.XVII

 

 

Dulce, radiante y majestuosa es esta Virgen del Pópulo con el niño Jesús en brazos. Ojos vivos y penetrantes, túnica elegante. Es la Virgen Madre de Dios que muestra a su Hijo Jesús al mundo. Este lienzo ha sido restaurado en 1998 por el equipo Art Restauro y se ha podido recuperar la elegancia original. Inspira devoción y dulzura.