Las vitrinas

Repartidos en las diversas vitrinas hay elementos interesantes que merecen nuestra atención.

Comenzando por la derecha, las vitrinas pegadas al muro, vemos utensilios de la época prehistórica, ibérica y romana; monedas romanas acuñadas en Saetabis y lucernarios.

Sigamos adelante y podemos observar cerámica musulmana y medieval.

 

 

También cerámica gótica fabricada en Valencia de la época de Alejandro VI. Escudillas, albaredos y cerámica de Manises del siglo XV, XVI y XVIII; fruteros del siglo XVIII; limosneros de bronce de fábrica germánica, dos de ellos adornados con escenas de Adán y Eva y San Jorge, del siglo XVI.

Bula de fundación. S.XV

 

En una de las vitrinas podemos ver la bula de Benedicto XIII, el llamado «papa Luna» con la que erige en Colegiata la iglesia de Santa María de Xàtiva en el año 1413. Benedicto XIII desde Peñiscola es el gran impulsor de la Iglesia de Xàtiva. Este Papa nombra 15 canónigos: deán, sacristán, chantre, dos hebdomadarios, 2 succentores, diácono y subdiácono. Benedicto XIII es un importante benefactor de la Colegiata de Xàtiva. Tenemos unas veinte bulas de su tiempo y todas ellas reflejan privilegios dados a la Colegiata.

Desde el punto de vista diplomático, se trata de una litterae solemnis, como demuestra la disposición y las cláusulas de la primera línea, en escritura gótica minúscula cancilleresca, y la bula de plomo con hilos de seda rojos y amarillos. Expedida gratis, actuó como escribano M. de Ceresuela, quien desde 1415 a 1418 fue secretario papal.

El Archivo colegial conserva una colección de más de cien bulas y un importante fondo de 700 pergaminos.

 

Yesería. S. XIV

 

Se trata de un fragmento de yesería con inscripción hebraica, parece proceder de la desaparecida ermita de las Santas de Xàtiva, anteriormente sinagoga y que fue derribada en los años cincuenta. La fecha de esta inscripción es el siglo XIV.

La inscripción aparece enmarcada por dos finas molduras; es casi seguro que pudo pertenecer a la antigua sinagoga de la ciudad. Este fragmento formaría parte del marco que encerraría otros elementos decorativos de manera similar en otras sinagogas.

La traducción que se ha dado es «(Jeru)salén y para él será una evasión».

 

 

 

 

Misal Valentino. S.XV

 

Este misal valentino incluye una selección de las fiestas fijas y movibles más importantes del año. El misal es de la segunda mitad del siglo XV. En las páginas del canon, vemos la miniatura del Calvario sobre un tejido granate con motivos geométricos y un terrazo verde, figuran, siguiendo la iconografía tradicional, Cristo crucificado, San Juan —con túnica granate y manto verde— y la Virgen —manto azul, túnica rosa y tocado blanco. Esta miniatura constituye una verdadera joya.

La utilización del misal en las tomas de posesión de los diferentes canónigos hasta la actualidad ha contribuido a que este códice se haya conservado. Se trata, pues, de un misal para uso genérico de la Colegiata de Xàtiva, cuyas fiestas principales incluye.

 

Libro de genealogías. S.XVIII

 

Desde la misma entronización de Rodrigo de Borja como papa hasta San Francisco de Borja y sus sucesores, la familia Borja ha sido una de las más estudiadas por los genealogistas y estudiosos de la nobleza.

Esta genealogía que vemos es bastante completa y documentada a partir del siglo XV, coincidiendo con las genealogías de Alfonso de Borja y los padres de Rodrigo, incluyendo referencia a los testamentos de los principales miembros de la familia, hecho que nos lleva a pensar en un notario como probable autor. Es del siglo XVIII.

 

Libros corales. S.XVII

 

Estos libros estaban en el coro para cantar el Oficio divino. Letra y notación gregorianas grandes con el fin de ser vistas desde los asientos. En la Seo de Xàtiva existe una buena colección de estos libros. Algunos libros proceden de conventos que existían en la ciudad. Los dos que vemos expuestos en esta vitrina tienen dos miniaturas preciosas, fechadas en 1621, la Anunciación y la Resurrección; ambas son sencillas, pero muy expresivas y hermosas.

 

El ángel Gabriel anuncia a María la encarnación del Hijo de Dios. Ella escucha en oración el mensaje del ángel. Cristo sale victorioso del sepulcro, los soldados caen en tierra aterrorizados, Jesús es Señor, Salvador de los hombres redimidos con su sangre preciosa. Y ahora vive para siempre.