Memória histórica

Iniciamos una nueva sección que consideramos interesante. Se trata de ofrecer documentos, hechos y acontecimientos y comentarios eclesiales desde el nacimiento del Cristianismo hasta hoy. No tenemos prisa. Comenzamos por el siglo I.

didajéSiglo I
Documento llamado la didajé o doctrina de los doce apóstoles.

Es uno de los escritos más venerables que nos ha legado la antigüedad cristiana. Su composición se data en torno al año 70; casi contemporáneamente a alguno de los libros del Nuevo Testamento. Se trata de un documento catequético, breve, destinado a dar la primera instrucción a los neófitos o a los catecúmenos. Está editado y se puede adquirir en las librerías.

San Bernabe Siglo I
Epístola Bernabé (hacia en año 97)

Es un documento escrito en lengua griega, de autor desconocido. Aunque se utiliza el género epistolar, no se trata de una carta propiamente dicha, sino de un breve tratado. La antigüedad cristiana profesó alta estima a este escrito. Contiene una descripción de la vida cristina y un conjunto de normas morales que el cristianismo exige. Está editado en la Patrología.

San Clemente RomanoSiglo I. S.Clemente Romano (hacia el año 97)

Según la tradición fue el tercer sucesor de san Pedro en Roma, después de san Lino y san Cleto. San Ireneo cuenta que san Clemente conoció a los  Apóstoles. Ocupó la sede romana en los últimos años del siglo primero. De él se conserva una carta a la Iglesia de Corinto. Murió mártir el año 97: exiliado por el emperador trajano, fue arrojado al mar con un áncora al cuello.

San Ignacio de Antioquía
Siglo I. S.Ignacio de Antioquía

Este santo Obispo fue condenado a las fieras en su ancianidad, en la época de Trajano (entre los años 105-110). Enviado a Roma con un piquete de soldados para morir en los juegos gladiatorios, fue escribiendo durante el camino varias cartas a las diversas comunidades cristianas por las que iba pasando. Estas cartas están escritas en momentos de gran intensidad interior, reflejando la actitud espiritual de un hombre que ha aceptado ya plenamente la muerte por Cristo. Se conservan siete de esas cartas. Están publicadas y se pueden adquirir. Ofreceremos un resumen de estas cartas.