Hoja Parroquial

Hoja Parroquial Nº552 - Para mi la vida es Cristo. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Evangelio según San Juan 3, 13-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Y como Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga en él la vida eterna. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº551 - Tu Cruz adoramos Señor. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Evangelio según San Juan 3, 13-17

En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: Nadie ha subido al cielo sino el que bajó del cielo, el Hijo del hombre. Y como Moisés elevó la serpiente en el desierto, así tiene que ser elevado el Hijo del hombre, para que todo el que crea tenga en él la vida eterna. Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº550 - Gloria al Padre y al Hijo  y al Espíritu Santo. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Evangelio según san Juan 3, 16-18

Tanto amó Dios al mundo que entregó a su Hijo único para que no perezca ninguno de los que creen en él, sino que tengan vida eterna. Porque Dios no mandó su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo se salve por él.

El que cree en él no será juzgado; el que no cree ya está juzgado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios.

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº549 - El Espíritu santo   vendrá sobre vosotros. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Evangelio según san Juan 14, 15-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, y vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.»

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº548 - Yo estoy con vosotros  todos los días. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Evangelio según san Juan 14, 15-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, y vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.»

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº547 - No os dejaré  desamparados. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Evangelio según san Juan 14, 15-21

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Si me amáis, guardaréis mis mandamientos. Yo le pediré al Padre que os dé otro defensor, que esté siempre con vosotros, el Espíritu de la verdad. El mundo no puede recibirlo, porque no lo ve ni lo conoce; vosotros, en cambio, lo conocéis, porque vive con vosotros y está con vosotros. No os dejaré huérfanos, volveré. Dentro de poco el mundo no me verá, pero vosotros me veréis y viviréis, porque yo sigo viviendo. Entonces sabréis que yo estoy con mi Padre, y vosotros conmigo y yo con vosotros. El que acepta mis mandamientos y los guarda, ése me ama; al que me ama lo amará mi Padre, y yo también lo amaré y me revelaré a él.»

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº546 - Yo soy  el camino, la verdad y la vida. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Evangelio según san Juan 14, 1-12

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Que no tiemble vuestro corazón; creed en Dios y creed también en mí. En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros. Y adonde yo voy, ya sabéis el camino.»

Tomás le dice: «Señor, no sabemos adónde vas, ¿cómo podemos saber el camino?» Jesús le «Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie va al Padre, sino por mí. Si me conocéis a mí, conoceréis también a mi Padre. Ahora ya lo conocéis y lo habéis visto.»

Felipe le dice: «Señor, muéstranos al Padre y Jesús le replica: «Hace tanto que estoy con vosotros, ¿y no me conoces, Felipe? Quien me ha visto a mí ha visto al Padre. ¿Cómo dices tú: “Muéstranos al Padre”? ¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? Lo que yo os digo no lo hablo por cuenta propia. El Padre, que permanece en mí, él mismo hace sus obras. Creedme: yo estoy en el Padre, y el Padre en mí. Si no, creed a las obras. Os lo aseguro: el que cree en mí, también él hará las obras que yo hago, y aún mayores. Porque yo me voy al Padre.»

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº545 - Yo soy el Buen Pastor. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Evangelio según san Juan 10, 1-10

En aquel tiempo, dijo Jesús: «Os aseguro que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, sino que salta por otra parte, ése es ladrón y bandido; pero el que entra por la puerta es pastor de las ovejas. A éste le abre el guarda, y las ovejas atienden a su voz, y él va llamando por el nombre a sus ovejas y las saca fuera. Cuando ha sacado todas las suyas, camina delante de ellas, y las ovejas lo siguen, porque conocen su voz; a un extraño no lo seguirán, sino que huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños.» Jesús les puso esta comparación, pero ellos no entendieron de qué les hablaba. Por eso añadió Jesús: «Os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas. Todos los que han venido antes de mí son ladrones y bandidos; pero las ovejas no los escucharon.

Yo soy la puerta: quien entre por mí se salvará y podrá entrar y salir, y encontrará pastos. El ladrón no entra sino para robar y matar y hacer estrago; yo he venido para que tengan vida y la tengan abundante.»

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº544 - Semana Santa 2014. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

Celebramos la Semana Santa, semana grande en la que celebramos los misterios más importantes de nuestra fe cristiana: Pasión, Muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

Durante la Cuaresma nos hemos preparado espiritualmente a estos acontecimientos que marcan, refuerzan y revitalizan nuestra fe. Ahora, pues, vamos a celebrarlos con intensa fe y devoción.

Quisiera que esta hoja parroquial, especial para esta ocasión, ayude a meditar y a rezar ante la Cruz redentora de Cristo.

Estos días santos hay que dedicarlos a Dios. Todo para Dios. Nada exterior debe distraernos de lo esencial. Lo más importante de la Semana Santa son las celebraciones litúrgicas, sin duda alguna. Es verdad que están las procesiones y si, como dijo el Arzobispo en el pregón de Semana Santa en la Colegiata, ayudan a vivir los misterios cristianos, muy bien, pero no solo las procesiones. Si nos quedamos únicamente en los desfi les sin participar en las celebraciones litúrgicas, perdemos lo esencial de la vida cristiana.

De ahí que les invite a venir a la iglesia, a dedicar tiempo para Dios, a no distraernos en otras cosas y a vivir a pleno pulmón el derroche de gracia que el Señor Jesús nos va a conceder durante estos días santos.

Las ilustraciones he querido que sean, en lo posible, obras de El Greco, como homenaje en el 400 aniversario de su muerte.

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº543 - Yo soy la resurrección y la vida. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

† Evangelio según san Juan 11, 1-45

 En aquel tiempo, las hermanas mandaron recado a Jesús, diciendo:

—«Señor, tu amigo está enfermo.»

 Jesús, al oírlo, dijo: —«Esta enfermedad no acabará en la muerte, sino que servirá para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.»

 Jesús amaba a Marta, a su hermana y a Lázaro. Cuando se enteró de que estaba enfermo, se quedó todavía dos días en donde estaba. Sólo entonces dice a sus discípulos: —«Vamos otra vez a Judea.»

 Cuando Jesús llegó, Lázaro llevaba ya cuatro días enterrado. Betania distaba poco de Jerusalén: unos tres kilómetros; y muchos judíos habían ido a ver a Marta y a María, para darles el pésame por su hermano. Cuando Marta se enteró de que llegaba Jesús, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa.

 Y dijo Marta a Jesús: —«Señor, si hubieras estado aquí no habría muerto mi hermano. Pero aún ahora sé que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo concederá.»

 Jesús le dijo: —«Tu hermano resucitará.»

 Marta respondió: «Sé que resucitará en la resurrección del último día.»

 Jesús le dice: «Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. ¿Crees esto?» Ella le contestó: —«Sí, Señor: yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que tenía que venir al mundo.»

 Jesús, viéndola llorar a ella y viendo llorar a los judíos que la acompañaban, sollozó y, muy conmovido, preguntó: —«¿Dónde lo habéis enterrado?»

 Le contestaron: «Señor, ven a verlo.»

 Jesús se echó a llorar. Los judíos comentaban: —«¡Cómo lo quería!»

 Pero algunos dijeron: —«Y uno que le ha abierto los ojos a un ciego, ¿no podía haber impedido que muriera éste?»

 Jesús, sollozando de nuevo, llega al sepulcro. Era una cavidad cubierta Dice Jesús: —«Quitad la losa.»

 Marta, la hermana del muerto, le dice: «Señor, ya huele mal, porque lleva cuatro días.» Jesús le dice: —«¿No te he dicho que si crees verás la gloria de Dios?»

     (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)

 

Hoja Parroquial Nº542 - Fue, se lavó y volvió con vista. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - Sexto aniversario de la erección de la colegiata.

† Evangelio según san Juan 9, 1-41

 En aquel tiempo, al pasar Jesús vio a un hombre ciego de nacimiento. Escupió en tierra, hizo barro con la saliva, se lo untó en los ojos al ciego y le dijo: —«Ve a lavarte a la piscina de Siloé (que significa Enviado).»

 Él fue, se lavó, y volvió con vista.

 Y los vecinos y los que antes solían verlo pedir limosna preguntaban:

 —«¿No es ése el que se sentaba a pedir?» Unos decían: —«El mismo.»

 Otros decían: —«No es él, pero se le parece.» Él respondía: —«Soy yo.»

 Llevaron ante los fariseos al que había sido ciego. Era sábado el día que Jesús hizo barro y le abrió los ojos. También los fariseos le preguntaban cómo había adquirido la vista. Él les contestó: ——«Me puso barro en los ojos, me lavé, y veo.» Algunos de los fariseos comentaban: —«Este hombre no viene de Dios, porque no guarda el sábado.» Otros replicaban: —«¿Cómo puede un pecador hacer semejantes signos?» Y estaban divididos. Y volvieron a preguntarle al ciego: —«Y tú, ¿qué dices del que te ha abierto los ojos?»

Él contestó: —«Que es un profeta.»

 Le replicaron: —«Empecatado naciste tú de pies a cabeza, ¿y nos vas a dar lecciones a nosotros?»

 Y lo expulsaron.

 Oyó Jesús que lo habían expulsado, lo encontró y le dijo: —«¿Crees tú en el Hijo del hombre?»

 Él contestó: —«¿Y quién es, Señor, para que crea en él?»

 Jesús le dijo: —«Lo estás viendo: el que te está hablando, ése es.»

 Él dijo: —«Creo, Señor.» Y se postró ante él.

    (Pulse en la imagen o aquí para ver la versión online de la hoja parroquial)