Hoja Parroquial

Hoja Parroquial Nº476 - El hombre mas grande nacido de mujer. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva. 2012EVANGELIO DE SAN LUCAS 1, 57-66.80
Por aquellos días, le llego a Isabel la hora de dar a luz y tuvo un hijo. Cuando sus vecinos y parientes se enteraron de que el Señor le había manifestado tan grande misericordia, se regocijaron con ella. A los ocho días fueron a circuncidar al niño y le querían poner Zacarías, como a su padre; pero la madre intervino, diciéndoles: “No. Su nombre será Juan”. Ellos le decían: “Pero si ninguno de tus parientes se llama así”. Entonces le preguntaron por señas al padre cómo quería que se llamara el niño. El pidió una tablilla y escribió: “Juan es su nombre”. Todos se quedaron extrañados. En ese momento a Zacarías se le soltó la lengua, recobró el habla y empezó a bendecir a Dios.

Un sentimiento de temor se apoderó de los vecinos, y en toda la región montañosa de Judea se comentaba este suceso. Cuantos se enteraban de ello se preguntaban impresionados: “¿Qué va a ser de este niño?”. Esto lo decían, porque realmente la mano de Dios estaba con él. El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba; vivió en el desierto hasta que se presentó a Israel.

Puedes pulsar en la imagen o AQUI para ver la versión online de la hoja parroquial

Hoja Parroquial Nº475 - Es como un grano de mostaza. Iglesia Colegial Basílica de Santa maría. 2012Evangelio de S.Marcos 4, 26-34
En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: “El Reino de Dios se parece a lo que sucede cuando un hombre siembra la semilla en la tierra: que pasan las noches y los días, y sin que él sepa cómo, la semilla germina y crece; y la tierra, por sí sola, va produciendo el fruto: primero los tallos, luego las espigas y después los granos en las espigas. Y cuando ya están maduros los granos, el hombre echa mano de la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha”.

Les dijo también: “¿Con qué compararemos el Reino de Dios? ¿Con qué parábola lo podremos representar? Es como una semilla de mostaza que, cuando se siembra, es la más pequeña de las semillas; pero una vez sembrada, crece y se convierte en el mayor de los arbustos y echa ramas tan grandes, que los pájaros pueden anidar a su sombra”.

Y con otras muchas parábolas semejantes les estuvo exponiendo su mensaje, de acuerdo con lo que ellos podían entender. Y no les hablaba sino en parábolas; pero a sus discípulos les explicaba todo en privado.

Pulsa en la imagen o en este enlace para ver la versión online

Hoja Parroquial Nº474 - Bendito sea Dios. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - 2012El primer día de los Ázimos, cuando se sacrificaba el cordero pascual, le dijeron a Jesús sus discípulos: «¿Dónde quieres que vayamos a prepararte la cena de Pascua?» Él envió a dos discípulos, diciéndoles: «ld a la ciudad, encontraréis un hombre que lleva un cántaro de agua; seguidlo y, en la casa en que entre, decidle al dueño: “El Maestro pregunta: ¿Dónde está la habitación en que voy a comer la Pascua con mis discípulos?” Os enseñará una sala grande en el piso de arriba, arreglada con divanes. Preparadnos allí la cena.» Los discípulos se marcharon, llegaron a la ciudad, encontraron lo que les había dicho y prepararon la cena de Pascua. Mientras comían, Jesús tomó un pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio, diciendo: «Tomad, esto es mi cuerpo.» Cogiendo una copa, pronunció la acción de gracias, se la dio, y todos bebieron. Y les dijo: «Ésta es mi sangre, sangre de la alianza, derramada por todos. Os aseguro que no volveré a beber del fruto de la vid hasta el día que beba el vino nuevo en el reino de Dios.» Después de cantar el salmo, salieron para el monte de los Olivos.

Pulsa en la imagen o aquí para ver la versión online

Hoja Parroquial Nº473 - En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva. 2012Evangelio de San Mateo 28, 16-20
En aquel tiempo, los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les habla indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos vacilaban. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: «Se me ha dado pleno poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos de todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.»

Pulsa en la imagen o en este enlace para ver la versión online

Hoja Parroquial Nº472 - Recibid el Espçiritu Santo. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - 2012
Evangelio de San Juan 20, 19-23
Al anochecer de aquel día, el día primero de la semana, estaban los discípulos en una casa, con las puertas cerradas por miedo a los judíos. Y en esto entró Jesús, se puso en medio y les dijo: «Paz a vosotros.» Y, diciendo esto, les enseñó las manos y el costado. Y los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Jesús repitió: «Paz a vosotros. Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo.» Y, dicho esto, exhaló su aliento sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo; a quienes les perdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, les quedan retenidos.»

Pulsar en la imagen para leer la versión online de la hoja parroquial

Hoja Parroquial Nº471 - Lo vieron subir al cielo. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - 2012.
Evangelio de San Marcos 16, 15-20
En aquel tiempo, Jesús se apareció a los Once y les dijo: “Id por todo el mundo, anunciad el Evangelio a toda la creación. El que cree y se bautice, se salvará. El que no crea, se condenará. Y estos prodigios acompañarán a los que crean: arrojarán a los demonios en mi Nombre y hablarán nuevas lenguas; podrán tomar a las serpientes con sus manos; y si beben un veneno, no les hará ningún daño; impondrán las manos a los enfermos y los sanarán”. Después de decirles esto, el Señor Jesús fue llevado al Cielo y está sentado a la derecha de Dios. Ellos fueron a predicar por todas partes, y el Señor los asistía y confirmaba su Palabra con los milagros que la acompañaban.

Pulsa en la imagen o en este enlace para ver la versión digital de la hoja

Hoja Parroquial Nº470 - Amaos unos a otros. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - 2012EvangelIo de San Juan 15, 9-17
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor. Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a plenitud. Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado. Nadie tiene amor más grande que el que da la vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando. Ya no os llamo siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor: a vosotros os llamo amigos, porque todo lo que he oído a mi Padre os lo he dado a conocer. No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido y os he destinado para que vayáis y deis fruto, y vuestro fruto dure. De modo que lo que pidáis al Padre en mi nombre os lo dé. Esto os mando: que os améis unos a otros.»

Palabra del Señor.

Pincha en la foto o en este enlace para ver la versión online

Hoja Parroquial Nº469 - Sin mi nada podéis hacer. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva 2012Evangelio de San Juan 15, 1-8
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Yo soy la verdadera vid, y mi Padre es el labrador. A todo sarmiento mío que no da fruto lo arranca, y a todo el que da fruto lo poda, para que dé más fruto. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado; permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el sarmiento no puede dar fruto por sí, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Yo soy la vid, vosotros los sarmientos; el que permanece en mí y yo en él, ése da fruto abundante; porque sin mí no podéis hacer nada. Al que no permanece en mí lo tiran fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen y los echan al fuego, y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que deseáis, y se realizará. Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; así seréis discípulos míos.»

Pulsa en la imagen para ver la versión onlilne

Hoja Parroquial Nº468 - Yo soy el Buen Pastor. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - 2012
Evangelio de san Juan 10, 11-18

En aquel tiempo, dijo Jesús: «Yo soy el buen Pastor. El buen pastor da la vida por las ovejas; el asalariado, que no es pastor ni dueño de las ovejas, ve venir al  lobo, abandona las ovejas y huye; y el lobo hace estrago y las dispersa; y es que a un asalariado no le importan las ovejas.Yo soy el buen Pastor, que conozco a las mías, y las mías me conocen, igual que el Padre me conoce, y yo conozco al Padre; yo doy mi vida por las ovejas. Tengo, además, otras ovejas que no son de este redil; también a ésas las tengo que traer, y escucharán mi voz, y habrá un  solo rebaño, un solo Pastor. Por esto me ama el Padre, porque yo entrego mi vida para poder recuperarla. Nadie me la quita, sino que yo la entrego libremente. Tengo poder para entregarla y tengo poder para recuperarla: este mandato he recibido de mi Padre.»

Pulsa en la imagen o AQUI para leer la versión online

Hoja Parroquial Nº467 - Soy yo en persona. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - 2012Evangelio de S.Lucas 24, 35-48
En aquel tiempo, contaban los discípulos lo que les había pasado por el camino y cómo habían reconocido a Jesús al partir el pan.

Estaban hablando de estas cosas, cuando se presenta Jesús en medio de ellos y les dice: «Paz a vosotros.»

Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. Él les dijo: «¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo.» Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: «¿Tenéis ahí algo que comer? Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado.

Pulsa en la imagen o AQUÍ para leer la versión online

Hoja Parroquial Nº466 - ¡Ha resucitado!. Iglesia Colegial Basílica de Santa María de Xàtiva - 2012Quisiera ofrecerles en esta Hoja parroquial algo que creo les puede hacer un inmenso bien: una Catequesis de san Cirilo de Jerusalén, predicada en la Basílica del Santo Sepulcro alrededor del año 382. Las catequesis de san Cirilo son un verdadero tesoro y muestran su actividad pastoral.

Sufrió exilio y durante once años faltó de su sede al volver encontró su Iglesia muy deteriorada y emprendió la misión de reconstruirla a través del trabajo pastoral y ahí sus catequesis jugaron un importante papel. Yo muchas veces me preguntó San Cirilo como podía escribir y predicar tanto y de tanta profundidad. Pero lo hizo. Es un catequista excelente y un maestro de la fe, como podrán advertir al leer esta catequesis que les ofrezco. Lean despacio y meditando el contenido. La catequesis es larga, por eso, cuando se cansen, no lean más; descansen y luego vuelvan a la lectura. Tenemos la semana de Pascua por delante.