Un renovado Pentecostés en parroquias y movimientos de laicos tras la pandemia