Don Fernando Verdú Císcar

COADjUTOR ORGANISTA DE LA COLEGIATA DE XÀTIVA
PILES, 1910 – PEDREGUER, 12 DE SEPTIEmBRE DE 1936

Cursó sus estudios en el seminario conciliar de Valencia, ordenándose de presbítero en 1934. Al ocurrir la revolución estaba de coadjutor organista de la Iglesia Colegial de Xàtiva. Expulsado de esta ciudad, marchó a Ondara, a casa de sus familiares, junto con su tío Fernando Císcar, cura de Guadasuar. No siendo
bastante seguro el refugio, tuvieron que esconderse ambos sacerdotes en el tejado de la casa, donde permanecieron varios días. Las continuas pesquisas de los milicianos culminaron en que, enfurecidos, amenazaron a la familia con detenerla y dar muerte a toda ella, si no se presentaba el sacerdote (buscaban seguramente sólo al tío).

Éste, sabedor de la amenaza y con el ánimo de librar a todos los suyos, de tan criminal represalia, decidió presentarse instando al sobrino a que permaneciese oculto. Pero nuestro joven sacerdote le contestó: “Yo no me separo de usted; cúmplase la voluntad del Señor”. Presentáronse los dos ante los milicianos, diciendo el tío a su hermano, dueño de la casa: “A nosotros nos buscan; nosotros debemos morir, no vosotros”.

Despidiéronse con nobles y santas palabras de los suyos y, apresados por los esbirros, fueron muertos, entre Pedreguer y Gata, el 12 de agosto de 1936.

Está incluido en el segundo proceso de beatificación por martirio de sacerdotes diocesanos, que encabeza el deán Miguel Payá.

administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba