Homilía V Centenario de Alejandro VI

Homilía V Centenario de Alejandro VI

Arturo Climent

Abad de Xátiva

1.- El Señor, una vez más, nos concede poder vivir efemérides importantes de la historia de esta Iglesia Colegial Basílica. Conmemoramos el V Centenario de la muerte del Papa Alejandro VI que murió el 18 de agosto de 1503, a las 6 de la tarde, en la calurosa Roma. Hoy. Víspera de tal acontecimiento, nos reunimos alrededor del Altar para ofrecer la Eucaristía en su recuerdo y pedir al Señor resucitado le acoja en su regazo.


2.- Rodrigo de Borja nace en Xàtiva en 1431, aquí crece hasta que su tío Alfonso de Borja, Calixto III se lo trae a Roma para educarlo mejor. Tenía 18 años. Estudió Derecho en Bolonia y a la edad de 25 años ya fue promovido a Cardenal. Tuvo varios hijos. Su vocación no era la sacerdotal sino la de príncipe. Y por esos caminos circuló.


En 1456 es nombrado obispo de Valencia y años más tarde será ordenado sacerdote y consagrado obispo. A partir de ese momento su vida cambió radicalmente. La historia de su pasado nunca le abandonó, le hizo sufrir muchísimo y perdura quinientos años después.

Vuelve a Xàtiva en agosto de 1473 como obispo, cardenal, vicecanciller y legado del Papa, pero también como ex deán de la Colegiata. Su corazón se ensancha y se llena de alegría al encontrarse en su pueblo y en la Iglesia que le vio nacer; sus amigos le rodean, le saludan y el Cardenal Rodrigo va recordando los espacios de su infancia y juventud. Xàtiva le recibe con grandes honores y celebra fiestas en su honor.


Consigue para la diócesis de Valencia el rango de arzobispado y él será el primer arzobispo de Valencia. Además funda la Universidad de Valencia y le concede los privilegios y las prerrogativas que pudo. Otras muchas universidades de Europa se deben a la iniciativa del Papa Alejandro.


Adquiere Llombai y Gandía que pasarán a ser propiedad de los Borja. Llombai como Marquesado y Gandía como Ducado. Un biznieto del Papa san Francisco de Borja hará honor a esta herencia.


3º.- El día 11 de agosto de 1492 es elegido Papa el cardenal Borja que escogió el nombre de Alejandro. La noticia llegó a Xàtiva el 20 de agosto, dicen los historiadores que ninguna ciudad del mundo le aventajó celebrando festejos y actos en honor del nuevo Papa, segundo ya de Xàtiva.


Como Papa, Alejandro VI se distinguió en muchos aspectos importantes que influyeron en la historia universal. Únicamente deseo resaltar tres que considero importantes y que apenas se conocen y nadie se esfuerza en resaltar y propagar.


A) Su afán por la evangelización.


Al Papa Alejandro vivió muy de cerca el Descubrimiento de América y aparte de que tuvo que señalar las partes del Nuevo Mundo que corresponderían a España y a Portugal, se esforzó por enviar buenos misioneros, excelentes pastores para anunciar el Evangelio en las tierras descubiertas.


A los reyes de España, Isabel y Fernando les dio el sobre nombre de Reyes Católicos y les sugirió líneas a seguir para la evangelización Granada y el resto de la Península Ibérica. Al Papa Alejandro VI se debe la plantación del Majestuoso Arbol de la fe católica cuyas ramas se extienden hoy sobre todo mundo cristiano.


B) Devoción de Alejandro VI hacia la Eucaristía


Pocos hablan de la seria devoción del Papa Borja hacia el Santísimo Sacramento. Junto a su pecho llevaba siempre una teca de oro y dentro la Sagrada Forma Consagrada, «yendo con Dios, decía, todo va mejor». Alentó a recibir con más frecuencia la sagrada Comunión y favoreció la oración ante el Santísimo Sacramento y las procesiones con la Custodia. Además promovió el ofrecimiento de Misas por las Almas del Purgatorio, sabiendo el valor y el poder de la santa Misa ante Dios. En los apartamentos Borgia del palacio pontificio se puede contemplar una famosa pintura donde el Papa arrodillado y revestido de pontifical adora a Cristo. La celebración del Gran Jubileo de 1500, donde Alejandro VI disfrutó y trabajó por la Iglesia, fomentó el culto divino a Jesucristo presente en la Eucaristía. Y, finalmente, es muy significativo el detalle de regalar lo necesario para que la Colegiata de su pueblo tuviera una gran y hermosa Custodia donde sacar en procesión al Santísimo Sacramento.


C) Devoción a la Virgen Santísima

Otro aspecto que pocos historiadores mencionan es la devoción que el Papa sentía hacia la Virgen María. No olvidemos que en su tiempo Miguel Angel esculpió la Piedad; dato muy importante en la vida del Papa Alejandro.


En sus discursos y cartas siempre habla de la Virgen en términos de confianza y gratitud. En los actos oficiales aprovecha la ocasión para cantar las alabanzas y expresar su amor y veneración hacia la Madre de Dios. Dato de interés es su predilección hacia la Virgen del Pópulo y su iglesia en la importante plaza del mismo nombre en Roma. Allí, siendo cardenal acudía muchas veces a rezar, regaló el órgano y embelleció el templo. A la santísima Virgen atribuía Alejandro VI su protección ante tantos enemigos como tenía en Roma. La Basílica de santa María la Mayor es un claro exponente de la devoción que el Papa sentía hacia la Virgen.


Pero sobre todo resalta la propagación del rezo del Ángelus. Su tío Calixto III lo compuso y divulgó por Roma su practica; pero fue Alejandro VI quien quiso extender la devoción al rezo del Angelus por toda la cristiandad y que sonaran las campanas de las iglesias tres veces al día invitando a los fieles a la oración. Al colocar la campana María de la Colegiata, tuve gran interés de que sonara tal y como lo mandó el Papa Alejandro: nueve campanadas al amanecer, al medio día y al anochecer. Con esos toques alejandrinos recordamos el misterio de la Encarnación. Para Xàtiva el Angelus debería tener una carga espiritual e histórica, si cabe, mayor por su fundador y por su propagador, los dos Papas setabenses.


El 18 de agosto de 1503, en pleno ferragosto romano moría el Papa Alejandro VI.


Sus restos descansan en la iglesia española de santa María de Monserrat, junto con los de su tío el Papa Calixto III. Aprovechando este Centenario un grupo de feligreses en la semana de Pascua visitamos el lugar y ofrecimos nuestra oración.


La Iglesia Colegial conmemora esta fecha con la oración, la ofrenda de flores ante su estatua y diversos actos a partir de octubre hasta la fiesta de los Mártires de la Seu y Día de la Parroquia en febrero de 2004.


Nuestra finalidad siempre es espiritual y encaminada hacia la nueva evangelización. A la conmemoración de este Centenario del Papa unimos nuestros objetivos y pedimos al Señor poder lograrlos con la ayuda de la gracia.

administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba