Juan Pablo II

 

El día que fue elegido  Juan Pablo I

Ofrecemos tres escritos dedicadas al Papa publicados en distintos periódicos y diferentes fechas

 

Juan Pablo II el Grande

No salimos del asombro ante lo ocurrido el pasado fin de semana en Madrid. La visita apostólica del Papa fue todo un éxito. No le cupo más. La organización resultó excelente, los reyes estuvieron en su punto y no digamos el Papa: rejuvenecido, sencillo, afectivo, claro y eficaz. Y no menos el pueblo creyente que fue a verle, a escucharle, a estar con él. En fin, una pequeña gran visita.

A veces los sacerdotes nos desanimamos ante la falta de jóvenes en las parroquias. Sin embargo en Cuatro Vientos había cerca de un millón que no fueron de acampada o al espectáculo de Operación Triunfo sino a estar con el Papa. ¿Qué ocurre?, ¿qué pasa con nuestros jóvenes?. Sí que hay jóvenes cristianos que buscan sentido a sus vidas, si que hay jóvenes que viven el Evangelio, si que hay jóvenes que aman a la Iglesia, si que hay jóvenes comprometidos en la pastoral. La prueba la vimos hace ocho días.

Juan Pablo II y Madre Teresa.
Dos iconos de Cristo

Fechas importantes del
Pontificado de Juan Pablo II

 

Ha sido un pontificado repleto de acontecimientos que han marcado la historia de la Iglesia y del Mundo. Todos ellos entrelazados en la vida grandiosa de este Papa. Ofrecemos algunas de esas fechas.

- 16 octubre, 1978: elección de Karol Wojtyla, primer Papa polaco de la historia de la Iglesia, con el nombre de Juan Pablo II

- 25 enero, 1979: primer viaje de Juan Pablo II fuera de Italia. Recibido en República Dominicana y México.

- 30 de noviembre, 1979: primer encuentro entre el Papa y el patriarca ortodoxo de Constantinopla, Dimitrios I, al término de la visita del Papa a TurquíÍa.

- 2 de junio, 1980: primera visita del Papa a Polonia, dos años después de su elección. El 7 de junio, Juan Pablo II reza en el campo de exterminio nazi de Auschwitz (sur de Polonia).

 

El Evangelio responde a todos los
interrogantes de la juventud

Un Papa para la eternidad

Imposible abarcar la grandeza de este Papa, su trabajo pastoral, sus viajes apostólicos, su actividad diaria, sus escritos, discursos, documentos. A veces nos preguntamos: ¿cómo es posible que pueda con tanto? ¡Y podía! Les mostramos los documentos y escritos más importantes de este pontificado.

• Bulas - Incarnationis Mysterium (1998)

• Cartas - A las Familias (1994) - A los Niños (1994) - A las Mujeres (1995) - Carta a los Artistas (1999) - Carta sobre la peregrinación a los lugares vinculados con la Historia de la Salvación (1999) - A los Ancianos (1999)

Carta del Arzobispo

JUAN PABLO II: FUERZA DEL AMOR DE CRISTO

Publicada en «Paraula-Iglesia en Valencia»
el 3 de abril de 2005

La grandeza inmensa de la personalidad de Juan Pablo II tiene una explicación clara: su biografía va unida a un amor constante y creciente hacia nuestro Señor Jesucristo y su Madre. Los retos, las alegrías y los sufrimientos que tejen su biografía han sido ocasión de expresar su confianza en la voluntad de Dios, que siempre busca y cuida a sus hijos con verdadero amor de Padre.

Desde la identificación del siervo con su Señor, de Juan Pablo II con Cristo, se pueden entender las tres “catedrales” o monumentos que Juan Pablo II ha regalado a la Iglesia y al mundo: una “catedral de la sabiduría”, otra de “la alegría” y una tercera “del servicio”.

Karol Wojtyla ya desde joven, y como sacerdote, obispo, cardenal y sumo pontífice, ha sido un intelectual riguroso. En sus trabajos, la colaboración entre la fe y la razón muestra hasta qué punto la preocupación por la verdad favorece la unidad del ser humano, de su inteligencia, su libertad y su corazón.

Cristo conoce el interior de cada hombre. No tengáis miedo


Perdono de corazón al hermano que me ha herido

Mensaje póstumo del Papa en el Regina Coeli

¡Queridos hermanos y hermanas!

 

1 . Resuena también hoy el gozoso Aleluya de Pascua. La pagina del Evangelio de hoy de Juan subraya que el Resucitado, la noche de ese día, se apareció a los apóstoles y «les mostró las manos y el costado» (Juan 20, 20), es decir, los signos de la dolorosa pasión impresos de manera indeleble en su cuerpo también después de la resurrección. Aquellas llagas gloriosas, que ocho días después hizo tocar al incrédulo Tomás, revelan la misericordia de Dios que «tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo único» (Juan 3, 16).

JUAN PABLO II EL GRANDE

Resulta imposible resumir lo que la figura y la obra del querido Papa Juan Pablo II ha supuesto para la Iglesia y para el mundo entero. Ha sido un pontificado cargado y lleno. Muchas veces he pensado como un hombre podía con tanto.

Hay dos fechas muy significativas, el 16 de octubre de 1978, su elección a la Sede de Pedro y el 2 de abril de 2005 día de su muerte, su entrada en el cielo. Entre una y otra se encuentra su labor pastoral.
¡No tengáis miedo: abrid las puertas a Cristo!