Un Papa para la eternidad

El Evangelio responde a todos los
interrogantes de la juventud

Un Papa para la eternidad

Imposible abarcar la grandeza de este Papa, su trabajo pastoral, sus viajes apostólicos, su actividad diaria, sus escritos, discursos, documentos. A veces nos preguntamos: ¿cómo es posible que pueda con tanto? ¡Y podía! Les mostramos los documentos y escritos más importantes de este pontificado.


• Bulas – Incarnationis Mysterium (1998)

• Cartas – A las Familias (1994) – A los Niños (1994) – A las Mujeres (1995) – Carta a los Artistas (1999) – Carta sobre la peregrinación a los lugares vinculados con la Historia de la Salvación (1999) – A los Ancianos (1999)

Cartas a los Sacerdotes: 1992, 1993, 1994, 1995, 1996, 1997, 1998, 1999, 2000, 2001, 2002, 2003(*), 2004, 2005 (*)En 2003 no hubo porque quedó sustituida por la Carta Encíclica «Ecclesia de Eucharistia».


• Cartas Apostólicas – Savifici Doloris (1984), Sobre el sentido cristiano del sufrimiento humano.

– Mulieris Dignitatem (1988), Sobre la dignidad y la vocación de la mujer, con ocasión del Año Mariano.

– Ordenatio Sacerdotalis (1994), Sobre la ordenación sacerdotal reservada sólo a los hombres.

– Tertio Millennio Adveniente (1994). Como preparación del Jubileo del Año 2000.

– Orientale Lumen (1995), Con ocasión del centenario de la Orientalium dignitas, del Papa León XIII – Dies Domini (1998). Sobre la santificación del Domingo.

– Spes aedificandi (1999). En forma de “Motu propio” para la proclamación de Santa Brígida de Suecia, Santa Catalina de Siena y Santa Teresa Benedicta de la Cruz, como copatronas de Europa.

– Con ocasión del III centenario de la unión de la Iglesia greco-católica de Rumanía con la Iglesia de Roma

– Inde a pontificatus. Carta Apostólica en forma de motu propio. El Consejo Pontificio de la Cultura y el Consejo Pontificio para el diálogo con los no creyentes se unen en un solo Consejo. (1993)

– «Divini amoris scientia». Santa Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz es declarada Doctora de la Iglesia universal. (1997)

– Carta Apostólica en forma de Motu Proprio para la proclamación de Santo Tomás Moro como patrono de los gobernantes y de los políticos (2000).

– Novo Millennio Ineunte, al concluir el Gran Jubileo del Año 2000.

(2001) – Misericordia Dei. Carta Apostólica en forma de Motu Proprio sobre algunos aspectos de la celebración del sacramento de la Penitencia (2002).

– Rosarium Virginis Mariae. Carta Apostólica sobre el Santo Rosario (2002).

– En el XL Aniversario de la «Sacrosanctum Concilium» sobre la Sagrada Liturgia (2003) – Mane Nobiscum Domine.

Para el Año de la Eucaristía (2004). La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicó también una “Sugerencias y propuestas para la celebración del Año de la Eucaristía”

– «El rápido desarrollo». A los responsables de las comunicaciones sociales (2005).

• Catequesis – 1999 Catequesis de preparación del Jubileo.

– 2000 Año jubilar: la Santísima Trinidad, la Eucaristía y otros temas.

– 2001 Salmos y cánticos de la oración de Laudes (a partir del 28 de marzo).

– 2002 Salmos y cánticos de la oración de Laudes.

– 2003 Salmos y cánticos de la oración de Laudes (hasta el 1 de octubre).

Salmos y cánticos de la oración de Vísperas (a partir del 8 de octubre).

– 2004 Salmos y cánticos de la oración de Vísperas.

– 2005 Salmos y cánticos de la oración de Vísperas.

• Constituciones Apostólicas – Pastor Bonus (1988). Sobre la Curia Romana.

– Ex corde Ecclesiae (1990), Sobre las Universidades Católicas.

– Fidei Depositum (1992), Para la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica después del Concilio Ecuménico Vaticano II – Universi Dominici Grecis (1996), Sobre la vacante de la Sede Apostólica y la elección del Romano Pontífice.

• Encíclicas – Redemptor Hominis (1979). Al principio de su ministerio pontifical.

– Dives in Misericordia (1980). Sobre la misericordia divina.

– Laborem Exercens (1981). Sobre el trabajo humano.

– Slavorum Apostoli (1985), En memoria de la obra evangelizadora de los santos Cirilo y Metodio después de once siglos.

– Dominum et Vivificantem (1986).

Sobre el Espíritu Santo en la vida de la Iglesia y del mundo.

El Papa también se cansa. Mientras aplaudís yo descanso.

– R e d e m p t o r i s Mater (1987).

Sobre la Bienaventurada Virgen María en la vida de la Iglesia peregrina.

– Sollicitudo Rei Socialis (1987).

Al cumplirse el vigésimo aniversario de la Populorum Progressio.

– R e d e m p t o r i s Missio (1990).

Sobre la validez permanente del mandato misionero.

– Centesimus Annus (1991). En el centenario de la Rerum Novarum.

– Veritatis Splendor (1993). Sobre algunas cuestiones fundamentales de la enseñanza moral de la Iglesia.

– Ut unum sint (1995). Sobre el empeño ecuménico.

– Evangelium Vitae (1995). Sobre el valor y el carácter inviolable de la vida humana.

– Fides et Ratio. Sobre las relaciones entre fe y razón (1998).

– Ecclesia de Eucharistia (2003). Sobre la Eucaristía en su relación con la Iglesia.

• Exhortaciones Apostólicas – Catechesi Tradendae (1979), sobre la catequesis en nuestro tiempo.

– Familiaris Consortio (1981), sobre la misión de la familia cristiana en el mundo actual.

– Reconciliatio et Paenitentia (1984), sobre la Reconciliación y la Penitencia en la misión de la Iglesia de hoy.

– Christifideles laici (1988), sobre vocación y misión de los laicos en la Iglesia y en el mundo.

– Pastores dabo vobis (1992), sobre la formación de los sacerdotes en la situación actual.

– Ecclesia in Africa (1995), sobre la Iglesia en Africa y su misión evangelizadora hacia el año 2000.

– Vita Consecrata (1996), sobre la Vida Consagrada y su misión en la Iglesia y en el mundo.

– Ecclesia in America (1999), sobre el encuentro con Jesucristo vivo, camino para la conversión, la comunión y la solidaridad en América.

– Ecclesia in Asia (1999), sobre Jesucristo el Salvador y su misión de amor y de servicio en Asia: “para que tengan vida y la tengan en abundancia” (Jn 10, 10) – Ecclesia in Europa (2003), sobre Jesucristo, vivo en su Iglesia y fuente de esperanza para Europa.

– Pastores gregis (2003), sobre el obispo, servidor del evangelio de Jesucristo para la esperanza del mundo.

El Papa también se cansa. Mientras aplaudís
yo descanso

administrador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba